The δelta Effect

Bienvenido Invitado, Login o Registrarse
Blog Home
Hair
Medical
Veterinary
Baby
Plants

La Terapia coMra en el Dolor por la Esclerosis Múltiple y otros Síntomas Degenerativos

Viernes, 17 Mayo 2013 19:45   |   Escrito por 
Charles Mitchley

RESUMEN

Este reporte describe los resultados del uso del Láser Delta en el tratamiento de la Esclerosis Múltiple. La participante de este caso de estudio es una mujer de 50 años, diagnosticada con Esclerosis Múltiple en 1999. Ella sufría 1-2 ataques al año, causándole un daño neurológico permanente. Empezó tratamientos diarios con la Terapia coMra en septiembre de 2010, teniendo como resultado una reducción muy significativa de una amplia variedad de dolores y un mejoramiento de distintos síntomas, incluyendo una mayor vitalidad, un incremento en su coordinación y equilibrio y una mejor movilidad y función física. Así mismo, redujo sustancialmente el uso de medicamentos para el manejo de síntomas, especialmente para el dolor, el cual se ha reducido sustancialmente. En sus propias palabras:

"… a pesar que todos mis síntomas de EM no han desaparecido y que de vez en cuando aparezca un dolor de manera fuerte, el uso del Delta me ha permitido que los síntomas sean más cortos y manejables.

El Delta me ha facilitado continuar con una muy buena calidad de vida – trabajar, hacer jardinería, caminar largo, ir de compras, cocinar, vestirme, bañarme – actividades que muchas personas que padecen de EM no tienen el lujo de hacer."

INTRODUCCIÓN

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad crónica muy debilitante que ataca el sistema nervioso central, generando una gran variedad de síntomas neurológicos que se  sienten en todo el cuerpo [1]. La EM daña la vaina de mielina, el material que envuelve y protege las células nerviosas. Este daño incrementa las necesidades de energía de las neuronas, resultando en un estado crónico de hipoxia virtual [2]. En la medida que la EM progresa, la sintomatología tiende a incrementarse. Entre los mayores síntomas que experimentan los pacientes con EM se encuentran: problemas para caminar, reducción en la capacidad visual y de habla, y dolores muy severos [3; 4]. Los ataques de EM pueden resultar en daños neurológicos permanentes. 

Actualmente no hay cura conocida para la EM. Los tratamientos se limitan a tratar de devolver funcionalidades después de un ataque, prevenir nuevos ataques, o prevenir incapacidad física. Sin embargo, los medicamentos para EM pueden tener efectos adversos, o ser poco tolerados, y en el mejor de los casos desaceleran la enfermedad, pero no la detienen ni hacen sentir mejor al paciente [5]. Una modalidad de tratamiento que sea libre de efectos secundarios y que sea efectiva, sería muy bienvenida. 

La Terapia de Multi Resplandor Coherente es una modalidad terapéutica con un gran potencial en el tratamiento de enfermedades neurológicas por la ausencia de efectos secundarios negativos, y también por los probados efectos neuro-protectores de los resplandores de baja intensidad usados en la Terapia coMra.

En este caso de estudio, la participante con varias recaídas de EM, ha estado usando la Terapia coMra durante dos años y medio. Los tratamientos fueron realizados por ella misma en su casa. El estudio fue monitoreado por el autor del presente reporte. Los tratamientos iniciaron el 1 de septiembre de 2010 en Ciudad del Cabo – Suráfrica. El reporte describe las mejoras en los síntomas de corto y largo plazo de la paciente, así como su condición general y cambios en su medicación, tal cual lo registró la paciente en su diario.

PRESENTACIÓN DEL CASO

La participante, una mujer de 50 años, tuvo un supuesto infarto en 1998 y luego otro en 1999, siendo posteriormente diagnosticada con EM en mayo de 1999 por el Profesor de neurología Brian Keyes, del Hospital Groote Schuur de Ciudad del Cabo. Ella dice que desde ese entonces tuvo un promedio de 1 a 2 recaídas por año, la mayoría dejándole un daño permanente.

En octubre de 2008, la participante empezó por dos años con un ensayo a ciegas, como parte de un estudio clínico de una droga farmacéutica que pretendía disminuir la frecuencia de las recaídas. El estudio fue hecho a través del Hospital Goote Schuur, bajo la dirección del Profesor Jeanine Heckmann y la enfermera jefe Fiona Dummond.

Desde octubre de 2008 hasta agosto de 2010 ella sufrió recaídas y le empezaron nuevos síntomas. Durante ese periodo usó un bastón para caminar dada su falta de equilibrio corporal y también por sus dolores. En esas fechas se sometió mensualmente a exámenes completos en el hospital para evaluar sus reacciones a la droga.

En septiembre 7de 2010, la participante empezó un estudio clínico abierto de dos años del producto. Desde entonces, las evaluaciones en el hospital fueron reducidas a una vez por trimestre.  

Los principales síntomas de la participante en agosto 30 de 2010 fueron:

Sordera en el oído izquierdo, fatiga, visión borrosa, dificultad para caminar, pérdida de fuerza muscular en las manos y brazos, pérdida de equilibrio, incapacidad para digerir adecuadamente la comida, incapacidad para tragar correctamente (asfixia), dolor en la piel (sensibilidad al tacto/ardor), entumecimiento, abrazo de ME (dolor intenso alrededor del abdomen/espalda), artritis y movimiento limitado de las articulaciones de la mano izquierda, enfermedad en el corazón: taquicardia sinusal inapropiada, presión sanguínea alta (relacionada con la EM), alta producción biliar. 

La participante padecía dolores crónicos y agudos. Buena parte del dolor crónico se reflejaba en los brazos, caderas, piernas, tobillos y cara. Los dolores variaban pero eran constantes. Los dolores agudos venían e iban. Algunos de los dolores le afectaban todo el cuerpo, los cuales son relacionados por la participante con la aparición de una gripa, lo que a su vez le causan fatiga. El dolor agudo también viene en forma de dolor punzante, cortante y rápido, como un choque  eléctrico. Estos eran comunes en sus manos, cara y espalda. Las fluctuaciones del clima parecían exacerbar el dolor. Dado que el dolor era más intenso en la noche, no le permitía dormir bien, quedando aún más fatigada.

A diferencia de muchos síntomas de la EM que vienen y se van, el dolor crónico asociado a la EM es constante en muchos pacientes. En el caso de la participante el dolor crónico cambiaba mucho en intensidad.

TRATAMIENTO

El 1 de septiembre de 2010, después de acordar con el Profesor Heckmann del Hospital Groote Schuur, la participante empezó a tratarse a sí misma en su casa con la Terapia coMra.

El programa de tratamientos se basó en el protocolo para EM de la Guía de Usuario (Neurología 10) y fue adaptado en la medida de lo necesario.

Cuando aparecían dolores nuevos, repentinos y localizados, se trataban con el Delta según se describe más adelante.

Adicionalmente, otras condiciones médicas como la artritis en su mano izquierda, fue tratada usando el respectivo protocolo de la Guía de Usuario. 

Los tratamientos se aplicaron en las mañanas y noches, adicionalmente se aplicaban más frecuentemente si ella se sentía cansada y exhausta durante el día.

Los tratamientos se aplicaron según se describe a continuación:

Dolor de cabeza y migrañas

  • Universal 1 (cabeza). 
  • Dos veces al día
  • Al inicio de los tratamientos, se lo aplicaba dos veces al día durante dos meses. En la medida que los dolores de cabeza recurrentes se detuvieron, el tratamiento solo se realizaba cuando aparecía algún dolor de cabeza. Le tomaba entre 10-20 minutos para que desapareciera el dolor.

Insomnio, fatiga, estrés

  • Universal 5 (Bioestimulación Somática, Rutina 2). 
  • Dos veces al día.
  • En los periodos de fatiga extrema (clima caliente), este tratamiento se hacía 3 veces al día.

Para tener más energía y sentimiento de bienestar

  • Universal 3 (Sangre). 
  • Una vez al día, normalmente en las mañanas.
  • En los periodos de fatiga excesiva y letargo, el tiempo de aplicación por punto se incrementó a dos minutos por punto.

(O universal 7 – Sistema Nervioso, es una combinación del Universal 3 y 5)

Taquicardia e hipertensión

  • Cardiología 2 y Cardiología 3. 
  • Una vez al día alternando entre el 2 y el 3.

Dolor, letargo y cansancio

  • Universal 4 (Bioestimulación somática. Rutina 1). 
  • Una vez al día durante 6 días. (A marzo de 2013 ella solo hace este tratamiento dos veces al mes).

Cortadas, contusiones y esguinces por caídas

  • Para las cortadas, irradiaba por encima del área (sin tocar la herida) por 3-5 minutos, dependiendo de la intensidad de la cortada, a 1000 Hz.
  • Para las contusiones y esguinces, se escaneaba el área afectada por 3 minutos a 5 Hz y luego 3 minutos a 50 Hz.
  • Dos a tres veces al día hasta que se curaba.

Artritis de rodilla

  • Dos veces al día
  • Escaneaba toda el área y mantenía el Delta en puntos específicos.
  • 5 Hz por 2 minutos, 50 Hz por 2 minutos y Variable por 2 minutos.

Sinusitis y rinitis

  • Otorrinolaringología 1 (Sin usar la Terminal Sonda)
  • Escaneando las áreas de los senos nasales debajo de los ojos, 5 Hz por 2 minutos en cada lado.
  • Dos veces al día hasta que desaparecía (normalmente solo requiere dos tratamientos).

Tratamientos adicionales para el dolor

  • Adicionalmente a los tratamientos diarios mencionados, de ser necesario, ciertas áreas se trataban dos veces al día a 5 y 50 Hz durante 5 minutos por punto.

 

RESULTADOS

Los tratamientos iniciaron el primero de septiembre de 2010.

La participante mantuvo un registro escrito con su progreso. Las mejoras fueron anotadas como se muestra a continuación:

“5/9/2010: primer día con sueño completo y profundo en 10 años; no tuve dolor de estómago por primera vez en cerca de 7 años; fatiga reducida.

7/9/2010: capaz de agacharme y hacer jardinería sin sentir dolor. Después de tratarme las caderas (Tratamiento 71), fui capaz de trabajar en la cocina sin usar silla.

7/9/2010: empecé a tomar la droga del ensayo clínico abierto. Posiblemente yo estaba anteriormente bajo un efecto placebo, dado que empecé a sentir dolores de cabeza y otros síntomas. Paré el uso del Delta: los síntomas se mantuvieron y mis niveles de energía se bajaron.

15/9/2010: empecé tratamientos nuevamente con el Delta.

17/9/2010: retornó la energía. El Delta también me está ayudando a aliviar los dolores de cabeza.

21/9/2010: los dolores de cabeza están abatidos y ahora solo ocurren intermitentemente. El uso del Delta hace que los dolores de cabeza se detengan inmediatamente o en un corto tiempo. Cualquier síntoma que trato con el Delta desaparece en 20-30 minutos.

21/9/2010: durante este tiempo el Delta lo uso para tratar la hinchazón en las articulaciones de mis dedos – artritis. Exitoso. Ahora no me repite a menudo. Cuando aparece, después de tratarme con el Delta, el problema se soluciona de nuevo.

26/10/2010: ya no necesito usar más el bastón para caminar, puesto que he recuperado el equilibrio y tengo un dolor mínimo en las piernas.

26/10/2010: los exámenes de laboratorio clínico reportan que mi nivel de bilis se redujo en 30 puntos. Mi vesícula biliar solo la traté con el Delta, ningún medicamento.

31/11/2010: los dolores de cabeza no han vuelto.

10/12/2010: los tratamientos me han permitido manejar el calor de los meses de verano. No he padecido dolores de cabeza, ni fatiga excesiva, ni debilidad muscular.

18/1/2011 y siguientes: he seguido usando el Delta con excelentes resultados y con el conocimiento del Profesor Heckmann. He continuado mejorando.

8/6/2012: tratamientos continuos con el Delta, junto con cortos periodos de descanso entre tratamientos (normalmente una semana), han restaurado en varios niveles mi salud. Puedo salir a la calle sin usar bastón. He tenido estupendas mejoras en los niveles de dolor, no sufro de fatiga y soy capaz de trabajar todo el día sin necesidad de descanso.

6/3/2013: continúo haciéndome diariamente los tratamientos (Universal 2, 4 y 5). Sin embargo he visto que puedo tomar descansos más largos entre tratamientos. Me hago otros tratamientos solo si es necesario. Mis dolores de cabeza no han vuelto, y junto con el consumo intermitente de Amitriptyline puedo manejar el dolor. Cuando tengo malas rachas con el dolor, incremento mis tratamientos y en el término de 2 días estoy nuevamente normal. Ya no uso el bastón para caminar. Sigo trabajando todo el día, pasando mucho tiempo de pie y no necesito tomar descansos al medio día. La rinitis alérgica está bajo control.

Durante mi visita al hospital en diciembre de 2012, el conteo de bilis (vesícula biliar), colesterol y niveles de azúcar, estaban todos dentro de los rangos normales. No se notó ninguna deficiencia de minerales o vitaminas (no consumí ningún tipo de suplementos). Había un poco de problema con mi movilidad, lo cual se debió al fin de año y a una larga enseñanza en mis pies. He empezado clases de Pilates y Yoga (algo que no podía hacer antes).

Me gustaría anotar que no he tenido infecciones (resfriados, gripas, infecciones gástricas, etc) en más de dos años. Creo que es debido al constante tratamiento con el Delta, especialmente yo, que en el pasado era muy susceptible a infecciones.

En conclusión, a pesar que todos mis síntomas de EM no han desaparecido y que de vez en cuando aparezca un dolor de manera fuerte, el uso del Delta me ha permitido que los síntomas sean más cortos y manejables.

El Delta me ha facilitado continuar con una muy buena calidad de vida – trabajar, hacer jardinería, caminar largo, ir de compras, cocinar, vestirme, bañarme – actividades que muchas personas que padecen de EM no tienen el lujo de hacer.”

 

Cambios en el Uso de Medicamentos

Antes de empezar los tratamientos con la Terapia coMra la participante usaba muchas drogas (ver más abajo) con el fin de suavizar y aliviar los dolores, manejar la taquicardia, la hipertensión y otros síntomas. La participante tuvo muchos efectos secundarios por esos medicamentos, además que no los toleraba muy bien. Sin embargo, desde que empezó a tratarse con el Láser Delta en septiembre de 2010, ella pudo reducir significativamente su dependencia de las pastillas para el dolor.

Medicación Agosto 2008 – Diciembre 2011:

Dolor: Carbamazepine (Tegretol) 200mg

Lyrica

Lomatrigine

Tramacet

Rivotril

Incontinencia: Oxybutynin

Rasquiña en el cuerpo / sensibilidad en la piel: Cilift

Taquicardia e Hipertensión: Pharmapress 10mg

Atenelol 50mg

Amlodac 5mg

Amlodipine (Amlate 10mg)

Ciplatec 5mg

Colesterol: Simvastatin 20mg

Medicación marzo 2013:

Dolor: Tripiline

Tramacet

Taquicardia and Hipertensión: Atenelol

Fortzaar

Carzin

Supplementos: Calciferol

EM: Biogen BG12

 

DISCUSIÓN

Hasta donde conocemos, el uso de terapias bioestimulatorias no invasivas para el tratamiento de los síntomas de la EM no está difundido. En el 2003 un equipo de doctores y científicos del Centro de Diagnóstico y Terapia Láser de la Universidad de Łódź (Polonia) reportó varios beneficios terapéuticos de la Terapia Láser de Baja Intensidad para pacientes de EM [6; 7]. Ellos reportaron efectos de alivio de dolor y mejoramiento de la función física. Así mismo, la investigación básica ha demostrado el potencial terapéutico de los láseres de baja intensidad para diferentes condiciones neurodegenerativas [8; 9; 10; 11]. La fotobiomodulación ha probado que reduce los mensajeros inflamatorios en los modelos de EM [12].

En éste caso de estudio, la Terapia coMra ha demostrado efectos significativos en la curación de un amplio rango de síntomas de EM de la participante. Incluso durante la primera semana de terapia se presentaron efectos inmediatos con la Terapia coMra para el alivio del dolor, restauración del sueño y mejoramiento de la digestión. A pesar que los daños en la audición y visión ocurridos durante los ataques previos de la EM no se ha remediado, si se han visto mejoramientos de largo aliento como la capacidad de caminar, niveles de fatiga y tono muscular, los cuales ocurrieron después de 2-3 meses de tratamiento con la Terapia coMra. Así mismo se observó un continuo mejoramiento durante los siguientes dos años lo que sugiere un cambio drástico en el curso  de la enfermedad.

Es de particular importancia el creciente sentimiento de auto-suficiencia en la participante y su confianza en la capacidad de cuidar su propia salud. Este es un cambio muy bienvenido para los pacientes crónicos de EM, quienes generalmente tienen una actitud depresiva y pesimista. La disminución de los ataques agudos y de los dolores crónicos, han llevado naturalmente a que la participante deje de consumir una cantidad sustancial de medicamentos que tomaba antes de empezar con la Terapia coMra, permitiéndole también liberarse de la carga financiera de la enfermedad.

En este caso de estudio el uso de la Terapia coMra alcanzó un tope de varias horas al día durante los primeros 18 meses. A pesar de tener unos tratamientos muy largos no se presentaron efectos secundarios negativos. La capacidad de incrementar los periodos de descanso entre tratamientos después del segundo año a la vez que se continuaba con el mejoramiento, también demuestra la ausencia de dependencia del cuerpo a la terapia. 

CONCLUSIÓN

Este caso de estudio ha demostrada que la Terapia coMra es un tratamiento efectivo para el dolor y otros síntomas recurrentes-remitentes de la Esclerosis Múltiple

AGRADECIMIENTOS

El autor le agradece a la participante, la Señora Cheryl Terblanche, por su voluntad y diligencia para mantener los registros para este estudio y por hacérnoslos disponibles.

 

REFERENCIAS

1. Wikipedia. 2013. Multiple sclerosis [cited April 9 2013]. Available from http://en.wikipedia.org/wiki/Multiple_sclerosis.

2. Trapp, B.D., et al. 2009. Virtual hypoxia and chronic necrosis of demyelinated axons in multiple sclerosis. The Lancet Neurology no. 8 (3):280-291. doi: 10.1016/S1474-4422(09)70043-2.

3. Heesen, C., et al. 2008. Patient perception of bodily functions in multiple sclerosis: gait and visual function are the most valuable. Multiple Sclerosis no. 14 (7):988-991. doi: 10.1177/1352458508088916.

4. Kalia, L.V., et al. 2005. Severity of chronic pain and its relationship to quality of life in multiple sclerosis. Multiple Sclerosis no. 11 (3):322-327. doi: 10.1191/1352458505ms1168oa.

5. Olek, M. 2013. Treatment of relapsing-remitting multiple sclerosis in adults. [cited April 09, 2013]. Available from http://www.uptodate.com/contents/treatment-of-relapsing-remitting-multiple-sclerosis-in-adults.

6. Peszynski-Drews, C., et al. 2003. Laser biostimulation of patients suffering from multiple sclerosis in respect to the biological influence of laser light. Paper read at Laser Technology VII: Applications of Lasers. doi: 10.1117/12.520611.

7. Gruszczyńska, D.K. 2010. Laser Treatment for Multiple Sclerosis. The Warsaw voice, June 17, 2010. Available from http://www.warsawvoice.pl/WVpage/pages/article.php/22147/article.

8. Naeser, M.A., et al. 2011. Potential for Transcranial Laser or LED Therapy to Treat Stroke, Traumatic Brain Injury, and Neurodegenerative Disease. Photomedicine and Laser Surgery no. 29 (7):443-446. doi: 10.1089/pho.2011.9908.

9. Huang, Y.-Y., et al. 2010. Low-Level Laser Therapy in Stroke and Central Nervous System. In Handbook of Photonics for Biomedical Science, edited by V.V. Tuchin, 717-737. Boca Raton, FL: CRC Press.

10. Anders, J.J. 2009. The potential of light therapy for central nervous system injury and disease. Photomedicine and Laser Surgery no. 27 (3):379-380. doi: 10.1089/pho.2009.0053.

11. Hashmi, J.T., et al. 2010. Role of Low-Level Laser Therapy in Neurorehabilitation. PM&R no. 2 (12, Supplement):S292-S305. doi: 10.1016/j.pmrj.2010.10.013.

12. Muili, K.A., et al. 2012. Amelioration of experimental autoimmune encephalomyelitis in C57BL/6 mice by photobiomodulation induced by 670 nm light. PLoS One no. 7 (1):e30655. doi: 10.1371/journal.pone.0030655.


2 comentarios |
Valora este artículo
(7 votos)

2 comentarios

  • Viernes, 28 Junio 2013 17:08   |   publicado por Charles Mitchley
    Charles Mitchley

    The participant has confirmed that since starting treatments with coMra-Therapy on 1/9/2010 she has suffered 2 relapses. As you point out, this is a notable reduction in frequency of relapses.

  • Miércoles, 29 Mayo 2013 12:16   |   publicado por Oliver Muller
    Oliver Muller

    Did coMra-Therapy prevent further relapses? Looking at her medical history she should have had another 3-6 relapses in the time since starting treatments. Even a notable reduction would be quite significant.

Sobre el autor:

I am committed to supporting the worldwide growth of coMra-Therapy as a result of first-hand experience of its results on people with pain and chronic illness. I work with doctors, nurses and individuals in many areas, to help bring an understanding of coMra and how it can best be applied in the treatment of a variety of conditions. Working together with, and helping different people is for me a Path with a Heart.